Fujimori on Trial :: Fujimori procesado

Accountability in Action :: Rindiendo cuentas

Fujimori on Trial :: Fujimori procesado random header image

Condenan a seis años a Fujimori por escuchas telefónicas y pagos ilegales

September 30th, 2009 · 1 Comment

30-09-200911.jpg 

* Tribunal Supremo dispone que pague más de US$ 8 millones como reparación civil al Estado.

* Esta es la cuarta y última sentencia por los delitos que motivaron su extradición de Chile el 2007.

La Sala Penal Especial de la Corte Suprema condenó este miércoles a la pena privativa de libertad de seis años al ex presidente Alberto Fujimori luego que el último lunes admitiera su culpabilidad por las interceptaciones telefónicas, la entrega de dinero a congresistas y a un director periodístico, así como por la compra ilegal de un canal de televisión.

El tribunal supremo dispuso, además, que Fujimori pague una reparación civil a favor del Estado de 24 millones 60 mil 216 soles (más de US$ 8 millones), y de tres millones de soles (cerca de millón de dólares) para los 28 agraviados por las interceptaciones telefónicas. El colegiado calculó que deberá pagar 107 mil 42 soles (más de US$ 30 mil) a cada uno, entre los que se encuentran políticos, empresarios y periodistas.

De igual modo, se le aplicó la pena de dos años de inhabilitación para ejercer cargos públicos, tanto para la Presidencia de la República como para obtener mandato, empleo o comisión en cualquier otro cargo dentro del aparato estatal.

Dicha sala determinó que Fujimori es autor de los delitos contra la administración pública en la modalidad de peculado doloso en agravio del Estado; contra la administración pública en la modalidad de corrupción de funcionarios en agravio del Estado, y contra la libertad en la modalidad de violación del secreto de las comunicaciones en agravio de un grupo de 28 personas.

En su sentencia, el tribunal sostiene que Fujimori dispuso desde 1999 la compra ilegal de Cable Canal de Noticias (CCN) y el pago de ingentes cantidades de dinero al entonces director del diario Expreso, Eduardo Callmel del Solar, con el afán de asegurar la publicidad de su campaña de reelección.

En relación con la violación del secreto de las comunicaciones, el colegiado estableció que el ex presidente aplicó el Plan Emilio, que consistía en la escucha telefónica en contra de sus opositores políticos y periodistas. También concluyó que fue él quien tomó la decisión de realizar esta actividad asi como la forma de su ejecución.

Sobre el pago ilegal a congresistas para que se pasen a su bancada o apoyen su reelección, la sala estableció que fue el acusado quien diseñó, planificó y “llevó adelante esta estrategia para obtener a cualquier precio una mayoría parlamentara”.

Señaló que por esta razón ordenó a su entonces asesor Vladimiro Montesinos el reclutamiento y pago mensual a los legisladores Roger Cáceres, María Huamán, Waldo Ríos, Jorge D’Acuña, Jorge Polack, Edilberto Canales, José Luna, entre otros. Algunos se pasaron a las filas del fujimorismo y otros se quedaron en sus respectivas bancadas pero apoyaban como “topos” al partido de Fujimori.

“Para concretar estas acciones ilegales, Fujimori dispuso de manera dolosa de ingentes cantidades de dinero de las instituciones castrenses, para lo cual contó con la complicidad de los diferentes comandantes generales de las Fuerzas Armadas”, indica el veredicto.

Desacuerdo con la sentencia

A pesar de que fue el propio Fujimori quien admitió su responsabilidad penal en todos los cargos en su contra, tras escuchar su sentencia adelantó que no está de acuerdo y que presentará recurso de nulidad ante la instancia judicial correspondiente.

Del mismo modo, el fiscal supremo, José Peláez Bardales, dijo que no esta conforme con la pena de seis años y que esperaba una pena de por lo menos siete años de prisión, por lo que también apeló.

Ahora será la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema la que tendrá que decidir si mantiene la pena de seis años, la eleva, la reduce o la anula. De darse este último caso, se tendría que iniciar un nuevo juicio por este caso.

Como se recuerda, Fujimori fue sentenciado anteriormente por los casos “Allanamiento de la vivienda de Trinidad Becerra” (en que fue condenado a seis años), “Matanza de Barrios Altos y La Cantuta” (25 años) y por el conocido como “15 millones” (siete años y medio).

Tras culminar la lectura de la sentencia, el presidente de la Sala Penal Especial, César San Martín Castro, afirmó que las reglas establecidas para los cuatro juicios efectuados al ex presidente Alberto Fujimori cumplieron los estándares del debido proceso. Es de destacar que estos cuatro procesos penales comprendieron todos los delitos por los Fujimori fue extraditado hace dos años de Chile.

Esto significa que ya no hay más cargos contra Fujimori por los que deba ser procesado. Si la justicia peruana impulsa nuevas investigaciones de supuestos delitos que habrían sido perpetrados por Fujimori, estas tendrán primero que ser aprobadas por la justicia chilena antes de que llevar otra vez al banquillo de los acusados al ex gobernante. Así lo establecen los convenios de extradición entre Perú y el país sureño.

Dijo que el tribunal supremo que presidió utilizó un enfoque de “flexibilidad y máxima acogida” a las postulaciones de las partes, “dentro de los cánones de la ley”.

Tags:

1 response so far ↓

  • 1 Hugo R. Zea Barriga // Oct 1, 2009 at 10:40 am

    Acerca de su comentario es necesario precisar algunas afirmaciones vuestras ya que pueden dar lugar a interpretaciones erradas, en particular por parte de lectores fuera del Perú, quienes podrían no estar muy familiarizados con el caso. En primer lugar Fujimori no “admitió su culpabilidad”, lo que hizo es expresar que estaba conforme con la acusación fiscal, lo que no es exactamente lo mismo. Esta conformidad responde sólo a la necesidad de evitar el circo que ese tribunal y sus enemigos ya tenían armado, cualquier otra afirmación más realista –quizás como la de no contender, sin admitir culpabilidad- habría dado el pretexto para que la “sala” procediera con el circo. Los argumentos de Fujimori están registrados en la defensa que hizo frente al juez chileno –ese sí quizás algo más imparcial- quien además examinó personalmente y de cerca el caso y concluyó que no había elementos suficientes para sustentar una extradición.

    Vuestro texto también dice que la sala “determinó” que Fujimori es autor de los delitos… La sala no podía determinar eso, lo que hizo es tomar las afirmaciones de la fiscalía y las de las comisiones acusatorias del Congreso; es en el juicio que la sala iba a “determinar” algo; y sabemos que iba a determinar. Presentar los hechos y la verdad frente a ese tribunal no iba a servir a ningún propósito ya que este ha demostrado su absoluta falta de imparcialidad y su desprecio por los argumentos del abogado defensor e incluso los del ex presidente. Como en la analogía que hace Nakazaki no se podía jugar un partido contra el equipo contrario, el arbitro y encima con una mano atada. Hemos visto cómo en sus acusaciones desnaturalizan cualquier hecho, por legítimo y necesario que haya sido, para presentarlo como un crimen o delito; lo que buscaban era un año más de ese tipo de show y no había razón alguna para dárselos.

Leave a Comment