Fujimori on Trial :: Fujimori procesado

Accountability in Action :: Rindiendo cuentas

Fujimori on Trial :: Fujimori procesado random header image

Julio Salazar Monroe: El SIN dependía de Fujimori.

June 3rd, 2008 · 8 Comments

(El testigo Julio Salazar Monroe. Foto: Poder Judicial)

2 de junio de 2008

Sexagésimo sexta sesión.- Dio su testimonio el general en retiro del Ejército Peruano, Julio Salazar Monroe, ex jefe del Servicio de Inteligencia Nacional desde 14 de enero de 1991 a agosto de 1998. Salazar Monroe cambió su versión dada en el 2001 y esta vez trató de no incriminar a Fujimori, sin embargo admitió que el Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) dependía directamente de Fujimori, y señaló también que Sendero Luminoso no alcanzó el equilibrio estratégico.

 

1. Incidentes de la Audiencia

 

Medidas de seguridad I

Algunos periodistas protestaron, ya que debido a unas nuevas y extrañas medidas de seguridad de la Policía Nacional del Perú (PNP), no se podía acceder con botellas de agua a las instalaciones de la DIROES, ante la rara y hostil actitud, el Poder Judicial informó que no sabía nada al respecto.

 

Medidas de seguridad II

Lo que si informó el Poder Judicial, es que debido a que lo relevante de la información que podrán brindar los próximos testigos y la expectativa que generan, las medidas de seguridad se incrementarán en las próximas sesiones.

 

 

2.-Testimonio de Julio Salazar Monroe.- entro lo más importante dicho por Salazar Monroe:

 

Vladimiro Montesinos disponía los puestos del SIN

Según Salazar Monroe, conoció a Vladimiro Montesinos el año 1964 en la Escuela Militar de Chorrillos, posteriormente en junio de 1990, cuando Fujimori aún no había asumido la presidencia, se reunió con Montesinos, y le propuso el cargo de de Jefe del SIN, propuesta que fue aceptada por Salazar Monroe.

 

Rectificaciones

Salazar Monroe rectificó las declaraciones que hizo en el año 2001 ante el Poder Judicial, estas declaraciones las hizo en la sede de la Dirección Nacional contra el Terrorismo (DINCOTE) y en su casa, en ambos lugares, Salazar  Monroe contó con la asesoría legal de su abogado, César Nakazaki, quien en ese momento todavía no había asumido la defensa de  Alberto Fujimori. Entre las rectificaciones, las más interesantes fueron:

 

·      Reserva 1 y Reserva 2

“Yo entregaba la reserva 1 y la reserva 2 a Montesinos, que es diferente decir que Fujimori entregaba las reservas”. Según Salazar Monroe, sus declaraciones al respecto de fecha 18 de abril de 2001, fueron “mal copiadas”, ya que en las actas de sus declaraciones se señala que Fujimori era el que entregaba las reservas. Preciso, que no entregó por orden de Fujimori, los montos asignados a Reserva 1 y Reserva 2 a Vladimiro Montesinos para pagar a bonificaciones a los agentes del Destacamento Militar Colina.

 

Cabe reiterar, que su abogado tuvo acceso a las actas y no hizo ninguna observación en ese momento.

 

·      Gastos del Destacamento Colina

El año 2001, manifestó que fue Vladimiro Montesinos quien sufragaba los gastos del Destacamento Militar Colina, ahora dijo que no sabe quien sufragaba los gastos de ese Destacamento.

 

El argumento que dio, para el cambio de versión, es que en el año 2001, no tenía experiencia dando manifestaciones. Sin embargo, el Fiscal Guillén le recordó que ya  desde el año 1995 declaró ante el fuero militar desde 1994, y en el año 1995, por el caso la Cantuta, había declarado cinco veces, e inclusive declaró en compañía en abogado. Guillén le recordó a Salazar Monroe que ya en su  séptima declaración, manifestó que Vladimiro Montesinos podría haber sido quien sufragaba los gastos del Destacamento Militar Colina. Es decir, ya era su séptima declaración y ya desde esa época el abogado de Salazar Monroe, era César Nakazaki (actual abogado de Fujimori), quien en ese entonces, no patrocinaba a Fujimori.

 

·      Jefe real del SIN

Frente a la pregunta de quien era el jefe real del SIN, Salazar Monroe respondió molesto: “Yo era quien dirigía las reuniones que se realizaban en el SIN, decir lo contrario es insultante“, lo cual contradice al mismo Fujimori, quien en su interrogatorio ha manifestado que fue Vladimiro Montesinos fue la “pieza clave” de inteligencia y era en la práctica el jefe del SIN.

 

 

Sendero Luminoso no alcanzó el Equilibrio Estratégico.-

Salazar Monroe manifestó que en 1991, la ciudad de Lima estaba tomada por Sendero Luminoso, ya que “todos conocían que no se podía salir de Lima, ni por el norte, ni por el sur ni por el este, por eso puede afirmar que Sendero Luminoso ya estaba por tomar Lima”.

 

El hecho que se asfixiaba la ciudad, era debido a que estaban ganando. Sin embargo, Salazar Monroe se contradijo al afirmar que las informaciones que recibía el SIN, era que se estaban retirando del campo, ya que habían perdido el campo debido a las acciones militares.

 

También afirmó que en 1992 Sendero Luminoso no había alcanzado el “equilibrio estratégico”, al igual que lo dijo el general Petronio Fernández Dávila. Asimismo el Fiscal Guillén le recordó que de los 8 grupos operativos de Sendero Luminoso,  7  habían sido desactivados por la DIRCOTE desde mayo de 1992. Esta afirmación fue reconocida por Salazar Monroe.

 

El SIN dependía directamente de Fujimori.-

Salazar Monroe, aceptó que según ley, el SIN dependía directamente de Alberto Fujimori, a quien daba cuenta a través de informes, escritos y notas de inteligencia. Sin embargo, administrativamente, el SIN dependía de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

Además reconoció que entre los años 1992 y 1994 Fujimori y su familia vivían en el SIN.

 

4. Próxima sesión continuará su testimonio Julio Salazar Monroe.-

La próxima sesión se reanudará el miércoles 4 de junio 2008, continuará su testimonio, Julio Salazar Monroe, quien actualmente tiene una sentencia que lo condena a 35 años de prisión, por el delito de desaparición forzada en el caso La Cantuta. En esta sentencia se estableció que la más alta línea de mando del Destacamento Colina, la tuvo Fujimori a través del SIN. La sesión sólo se realizará en horas de la mañana, y será suspendida hasta el 11 de junio.

 

Posteriormente declarará Nicolás de Bari Hermoza Ríos (quien también es patrocinado por César Nakazki), ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, cabe recordar que Hermoza Ríos ya declaró en el 2001, que Fujimori conocía la sobre la actuación del Destacamento Militar Colina. Sin embargo, estas declaraciones las dio, cuando su abogado Nakazaki, aún no defendía a Alberto Fujimori.

Cabe precisar que, según la acusación fiscal (pagina 30), Fujimori tenía el máximo poder en la cadena de mando del destacamento Colina, y este mando lo ejercía a través de Vladimiro Montesinos Torres, quien en la práctica tenía el mando del SIN,  es por esto que la Fiscalía busca conocer los manejos de los fondos del SIN, con el propósito de demostrar que Montesinos manejó y administró de manera real el SIN.

Tags:

8 responses so far ↓

  • 1 Mariana Rodríguez Pelaez // Jun 3, 2008 at 7:09 pm

    A estas alturas, si Fujimori es tan estadista como dice, debe haberse dado cuenta que quien más lo embarró en el 2001 fue su ahora abogado Nakazaki, que era abogado de Julio Salazar Monroe en ese momento y permitió que Salazar lo embarrara con ventilador, porque eso del acta, claro que tuvo que haber leído el acta y lo leyó con su abogado, Nakazaki, ahora que venga a decir que escribieron mal en el acta, ja ja, esa mentira es tan burda.
    Se mordió la cola Fujimori, pero su abogado sigue jurando que no hay nada que inculpe a Fuji, si sigue así va a lograr una excelente defensa, tal como la logró para su cliente Julio Salazar Monroe.

  • 2 Gundo // Jun 3, 2008 at 11:38 pm

    Lo que el señor Julio Salazar Monroe está diciendo ahora sobre las manifestaciones que dio en el año 2001 deben entenderse en su contexto.

    Entre fines del año 200o hasta el año 2002 (esto se prolongó hasta el fin de gobierno de Toledo), el ambiente era violento e irracional para el fujimorismo político y para la mayor parte de funcionarios que trabajaron durante ese gobierno.

    Ese contexto era así incluso para los ciudadanos de a pie que favorecían al gobierno de Fujimori. A esa violencia hay que añadirle el desconcierto y la vergüenza que sentían los ciudadanos fujimoristas y los ciudadanos (que sin ser fujimoristas) apoyaban a ese gobierno… Estos ciudadanos no “sabían” qué decir, todos se quedaron “mudos”, los videos que desnudaron la corrupción eran “bastante” elocuentes.

    Al respecto, debo decir lo siguiente: Los videos desnudaron la corrupción y a “algunos” corruptos, pero no mostraron que “todos” en ese gobierno eran corruptos. En ese momento, empero, nadie de ese gobierno podía “defenderse” ni ser “defendido”.

    Explico este contexto porque el señor testigo dijo que sus declaraciones del 2001 fueron dadas en ese enrarecido ambiente.

    Para mí, su explicación es entendible. Es más, ya he visto pasar a varios generales como testigos en este juicio. Al observar sus respuestas a las preguntas de los fiscales y los abogados de la parte civil los he sentido sin habilidad para poner en su sitio a los fiscales y a los abogados de la parte civil.

    La prepotencia de los fiscales y los abogados de la parte civil es obvia y escandolosa. Si ahora, que el tiempo ha pasado y que el ambiente ya no es “tan” enrarecido, los fiscales y los abogados de la parte civil “interrogan” tan prepotentemente, imagínense como hicieron sus interrogatorios en la época del 2000 al 2002. Imagínense también a estos mismos generales en manos de los congresistas que tomaron el control del parlamento luego de la caída del gobierno fujimorista.

    Algunos pueden argumentar cómo es posible que generales del ejército y otros profesionales pueden haber sido “amedrentados” y “presionados” por los fiscales, congresistas, abogados y periodistas para incriminar a otros e incriminarse a sí mismos. Comprender eso es difícil, y mucho más difícil si es que no se toma el contexto que he descrito.

    Ser general no significa estar preparado para afrontar acusaciones de corrupción y mucho menos cuando dichas acusaciones se enfrentan en un contexto tan violento y adverso, como lo fue el tiempo que ya he señalado.

    Ha pasado ya suficiente tiempo para juzgar sin apasionamiento ni odios. La culpabilidad tiene que ser acreditada con pruebas concretas e indubitables, la culpabilidad por medio de deducciones siempre será cuestionada.

    Ahora estamos en el tiempo en que tanto los que acusan como los que se defienden deben presentar evidencias concretas de lo que dicen. Los que no estamos en el tribunal, debemos tener la serenidad suficiente para “juzgar” por medio de hechos y pruebas concretas. Ya no es tiempo de acusar por acusar.

    Ahora es tiempo de probar las acusaciones. Si esas acusaciones no se prueban, debemos tener la hidalguía de aceptar la inocencia de los acusados. Igual debe ser nuestra reacción si es que se verifica que las personas son culpables.

  • 3 Felix Gamboa // Jun 4, 2008 at 1:34 pm

    SESION 66 del 2 de Junio 08 Gral Salazar
    De 0900 hrs hasta las 1300 hrs, el fiscal divagaba en preguntas administrativas insulsas, colaterales que no condujeron a nada positivo, mas bien trajeron consigo una serie de discrepancias entre afirmaciones de uno y de otro, en muchos casos contrapuestas. Así es como en una oportunidad, en respuesta a una pregunta, el Gral. Salazar afirmó, que ascendió a Gral. de Div en 1992, el fiscal replicó que no había ascendido en esa fecha y continuó empecinado en que el testigo afirmé lo que el fiscal decía, es decir increíble, el protagonista debía estar equivocado y el ajeno, acertado, amigos del mundo entero, esto solo ocurre en el Perú, el fiscal pretende imponer respuestas al testigo sobre hechos cuya veracidad es de dominio del autor y de conocimiento público, ya que el testigo ostentaba sobre los hombros en su uniforme militar los galones correspondientes al grado de general de división a partir de julio de 1992, hecho sustentado además en Resoluciones Supremas, confirmándose la actitud insolente del fiscal Guillen.
    Tomo como costumbre repetir permanentemente en todos los temas, sus preguntas decenas de veces, empecinándose en pretender obtener las respuestas que buscaba, sin embargo el Gral Salazar, no cayó en la trampa y se mantuvo lo más ecuánime posible, sacando de quicio al indicado fiscal.
    Mas adelante el Fiscal fue puesto en su sitio por el Presidente del Tribunal a pedido del abogado defensor, Nakazaki, pues como es su costumbre va a temas extraños al asunto de juzgamiento para afectar al testigo y pretender alguna inclinación destructiva hacia el acusado, por parte del Tribunal; sabemos desde luego que la solvencia y calidad de los miembros del colegiado, no caerán en esta juego infantil que trata de promover el encargado del interrogatorio por parte de la fiscalía.
    En el colmo de su insolencia, el fiscal fue recriminado por el tribunal: INTERVIENE EL PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DICIENDO “FISCAL ESTE TIPO DE AFIRMACIONES E INSINUACIONES NO CORRESPONDEN A ESTE JUICIO”.
    Ante las reiteradas preguntas matizadas con el estilo del representante de la fiscalía (Guillen), el Gral. Salazar se rectificó en todos los aspectos relacionados con una declaración anterior, en la que afirmara el hecho de que Montesinos impartía ordenes por encargo del Presidente Fujimori, a los personajes de gobierno, sean ministros o comandantes generales de las instituciones armadas; su modificación a su declaración anterior lo sustento en el hecho de que éstas fueron tomadas luego de 15 días de detención en la DIRCOTE, donde permaneció en las mismas condiciones de terrorista, es decir en el nivel de quienes fueron los asesinos de decenas de miles de peruanos, aunque UD no lo crea amigo lector, así estuvieron los generales que ocuparon cargos durante el gobierno de Fujimori.

  • 4 Felix Gamboa // Jun 4, 2008 at 7:07 pm

    SESION 66 del 2 de Junio 08 Gral Salazar III Parte
    Lee la Srta. Secretaria: “el documento fue recabado de la sala penal especial en virtud del oficio remitido por el Ministro de Defensa en Set 2005, denominado Operaciones Especiales de Inteligencia y Contrainteligencia, en la parte final en la última hoja dice, aprobado por el Comandante General del Ejercito Pedro Villanueva Valdivia con Resolución Nº 1671, registrado por Juan Rivero Lazo DINTE, es de 1992 y en la caratula, reimpreso en Abril 2000”; luego continua, “articulo 41 Niveles de Planeamiento, a. Para el planeamiento y ejecución de operaciones especiales de inteligencia es considerado como el más alto nivel de planeamiento y decisión al SIN (Servicio de Inteligencia Nacional), como cabeza del Sistema Nacional de Inteligencia, como órgano central o patrocinador a la DINTE o sus similares en otros institutos y como órgano ejecutivo al SIE o su similar en otros institutos.”, el Presidente de la Sala dice: SOBRE ESA BASE EL FISCAL VA A HACER ALGUNAS PREGUNTAS, ¿Qué comentarios tiene al respecto? Salazar: recién me acabo de enterar, no sabía ni que existía ese manual, en 7 y medio años el SIN no he tenido ningún manual, ni del ejercito, ni de la aviación, ni de la marina, porque no corresponde, son del instituto…, un manual del ejercito no tiene llegada al SIN, el SIN se maneja con su propia ley y sus propios reglamentos, y en este momento es primera vez que estoy viendo este reglamento, eso es lo que podría decirle; Fiscal: ¿pero ahí se refiere directamente al SIN?, Salazar: pero es una referencia que hace un manual del ejercito, en ese estado el ejército no puede hacer un manual que involucre al SIN que es un organismo superior, Fiscal: ¿y UD no es un general del ejército?, Salazar: soy general del ejército jefe del SIN, a partir de ese momento yo no tenía contacto con ningún manual del ejercito, por lo tanto esos manuales no llegan al SIN, el SIN se desarrolla a través de su propia ley y sus reglamentos, Fiscal: ¿ese manual se aprobó en 1991 y señalaba directamente al SIN?… ¿acá habla que el jefe del SIN decide la ejecución de las operaciones especiales de inteligencia? Salazar: ese manual no tiene competencia, no tiene nivel, el SIN tiene sus reglamentos y tiene una función de acuerdo a su ley orgánica, Fiscal: justamente, ese manual y esa facultad que le da al SIN a través de esa disposición legal, es lo que ya se conoce como la aparición de ese equipo especial de inteligencia y la creación del destacamento colina.
    Es pertinente ampliar que el indicado testigo ha sido sentenciado en otra sala de menor jerarquía, a una pena de 35 años, por el crimen de Barrios Altos (como autor mediato), que aquí también se está juzgando; luego que el fiscal pide continuar su interrogatorio en la próxima sesión, interviene el Gral Salazar, diciendo: “este manual es lo que se toma en cuenta en mi sentencia,…, la sentencia dice que el manual me permite, le permite al Jefe del SIN realizar esos planes, -que es lo que está diciendo el Sr Fiscal- es una cosa totalmente absurda que un manual de un organismo de menor rango o sea un manual del ejercito, le permita al Jefe del SIN hacer el planeamiento del operativo cantuta, y por eso estoy involucrado en una sentencia…”, el Presidente, también sorprendido interviene, PERO EL MANUAL DICE LO QUE DICE AHÍ, ¿ENTONCES LO QUE UD ESTA DICIENDO ES, QUE ESTO QUE DICE EL MANUAL NO SE CORRESPONDE, CON LOS PODERES QUE UD TENIA COMO JEFE DEL SIN?, Salazar: lo absurdo es que se diga que este reglamento me permitió a mí como Jefe del SIN, hacer planes de operaciones, Presidente: ESO SERA MOTIVO DE OTRAS PREGUNTAS, ENTIENDO SU PUNTO DE VISTA.
    Respecto a este último párrafo, verdaderamente estamos ante una barbaridad escrita en un texto militar, no es ni razonable, ni lógico que un ente subordinado y además ajeno, escriba una norma (Para el planeamiento y ejecución de operaciones especiales de inteligencia es considerado como el más alto nivel de planeamiento y decisión al SIN) que involucre a un estamento superior (el Jefe del SIN tiene rango de ministro), dándole tareas y ligándolo a otro organismo de su propia institución la DINTE, y además se refiere a otros institutos (o su similar en otros institutos.). De ser exacto lo afirmado por el Gral Salazar respecto a que este es un argumento de su sentencia, estaríamos ante otra barbaridad jurídica, pues justamente la justicia esta para remediar los males de los neófitos y no para hacerlos suyos irracionalmente, salvo que se quiera cometer prevaricato, como parece ser el caso.
    Amigos de todo el mundo, a los observadores de este juicio provenientes de las organizaciones de juristas internacionales, a los provenientes de defensores de derechos humanos, de ser exactos los hechos manifestados en esta audiencia, referidos a que una sentencia se sustenta en una expresión en un texto militar que solo brinda ideas generales sobre doctrina y que de su lectura se deduce un error garrafal, al asignar tareas y responsabilidades a organismos que no están bajo su jurisdicción, estaríamos ante un caso claro de prevaricato en el Perú, por tanto ameritaría un pronunciamiento de su parte, de la misma manera como se pronunciaron cuando con pocos elementos de juicio, denunciaron desapariciones de personas en la época de la guerra contra el terrorismo.

  • 5 Gundo // Jun 4, 2008 at 11:01 pm

    Quiero comentar brevemente algo que he leído en la bienvenida a este blog sobre el proceso Fujimori.

    “www.fujimoriontrial.org es un blog bilingüe (castellano e inglés) que tiene como objetivo que este proceso penal reciba el mismo tipo de atención que han recibido otros ex jefes de Estado en casos similares y, por tanto, sirva como un recurso para periodistas, estudiantes y académicos; así como a las víctimas de violaciones a los derechos humanos y al público en general.”

    Hasta aquí este blog parece ser imparcial. Empero, lo que viene después contradice su propia presentación. “De esta manera intentamos contribuir a que se desarrolle el debido proceso del acusado Fujimori y que éste rinda cuentas por los crímenes de los que es responsable.”

    Si se respeta el debido proceso cuando se juzga a un acusado, el resultado puede ser culpable o inocente.

    Empero, para los dueños de este blog, el debido proceso hará “que Fujimori rinda cuentas por los crímenes de los que es responsable”.

    En otras palabras, este blog no espera que el debido proceso termine mostando la inocencia de Fujimori.

    Como he dicho en otro comentario, no hay nada de malo en tener una opinión y un juicio formado sobre la culpabilidad o la inocencia de Fujimori, lo malo está en no reconocer que dicho juicio puede estar equivocado y que en forma final, nos guste o no, solo los jueces determinarán la inocencia a lo culpabilidad del acusado…

    Entretanto, el acusado es inocente hasta que el debido proceso dé el resultado final.

  • 6 Fidel Quevedo Cajo // Jun 5, 2008 at 10:58 am

    El condenado julio Salazar Monroe le han hecho creer que Fujimori volverá al poder y que aguarde una amnistía o indulto. Esa es la única razón por la cual pretende “chuparse” solo los 35 años de prisión. “Si no te desdices no habrá indulto”.
    De otro lado, el señor abogado Nakasaki pretende intrudicr o sembrar la duda para que el principio “indubio pro reo” favorezca a su patrocinado. Pienso que cumple su fuinción de abogado. Pero considero que los magistrados serán lo suficientemente inteligentes para ponderar las testimoniales de aquellos testigo que han sido cómplices en los delitos cometidos por Fujimori. Y ojo no solamente contra los derechos humanos sino latrocinios que aklgún día – no me quedad duda- serán puestos a la luz pública. ¿Acaso Fujimori querrá seguir haciendo crer a la opinión pública nacional y mundial que sus “amigos” le siguen pagado no solo sus lujos sino ahora también los honorarios de su defensa?.

  • 7 Admin // Jun 6, 2008 at 10:23 am

    Gundo:
    Gracias por tu comentario. Has señalado un error que vimos antes que no fue cambiado. En la frase “que Fujimori rinda cuentas por los crímenes de los que es responsable”, el “es” debería ser “sea”. Te agradecemos por recordarnos y el cambio ya ha sido realizado.
    Equipo de fujimoriontrial.org

  • 8 Ian Yupanqui // Jun 9, 2008 at 2:25 am

    Uno de los graves errores de la defensa de fujimori desde el inicio fue tratar de negar lo inegable: la existencia del destacamento Colina. Ante las evidencias contundentes, no le quedo otra cosa que aceptar su existencia, y ahora trata de negar que era parte del SIN y como tal que dependia y recibia ordenes de Montesinos quien le daba cuenta total a Fujimori. Existe una infinidad de reportes (tv, radio, diarios…) donde Fujimori declara insistentemente que el mismo dirigia la estrategia anti-terrorista y que el personalmente daba ordenes de las acciones a ejecutarse (ejemplo: Embajada de Japon; debelamiento de Canto-Grande, donde ordeno la ejecucion extra-judicial de reos por terrorismo por lo cual la Corte Inter-Americana condeno al estado peruano). Si a esto le agregamos, los casos de tortura y asesinatos extra-judiciales cometidos por el Agente de Inteligencia Operativo “Carrion” (miembro de Colina) en el departamento de Ayacucho durante 1991-1992, y cuyo reporte pormenorizado de todos sus crimenes fue hallado por policia en su domicilio y ahora obra en manos de la fiscalia, se puede concluir que la politica sistematica de torturas y ejecuciones extra-judiciales aprobada, dirigida y apoyada por el gobierno de fujimori se aplico a nivel nacional. Fujimori, al igual que Pinochet — quien al momento de su muerte enfrentaba alrededor de 300 acusaciones penales– no podra librarse facilmente de los crimenes de lesa humanidad, y de los delitos de corrupcion, trafico de drogas, desfalco del erario nacional, esterilizacion forzada (con resultado letales) de miles de humildes mujeres en la Sierra del Peru.

You must log in to post a comment.